Páginas vistas en total

viernes, 17 de febrero de 2012

LAS ÚLCERAS POR PRESIÓN, UNA TAREA DE TODOS

S
e imaginan que existiera un fármaco, que pudiéramos adquirir a un precio muy bajo, con el que evitar la aparición de una enfermedad con un 95% de eficacia? Pues ese fármaco existe y se denomina prevención.
Existen múltiples enfermedades sobre las que se investiga desde hace años, en busca de un tratamiento eficaz para su control o simplemente para conocer las causas que las provocan. Enfermedades de última generación sobre las que poco se conoce, en las que se invierten astronómicas cantidades económicas para su estudio. Pero este no es el caso de las úlceras por presión (UPP), que podríamos considerar  la cenicienta de las enfermedades crónicas de este país.
Las llagas o escaras (como también se las conoce) son un problema de salud que afecta a más de 100.000 personas cada día de forma directa, sin contar con losfamiliares y profesionales que se ven involucrados en este proceso, que supone para las arcas del Estado un gasto del 5% del presupuesto total de Sanidad o lo que es lo mismo, más de 600 millones de € cada año, una cantidad nada desdeñable extra-futbolísticamente hablando.
Las UPP son una epidemia que podríamos denominar “singular”. Tan singular que aparece en apenas unas horas y puede tardar años en curar, que no sólo afecta a la calidad de vida de la persona que las padece, sino a toda la unidad familiar que sobre-vive en torno al afectado. Tan singular que intentamos luchar contra ella de forma individual, con unos criterios propios, sin saber que la estamos haciendo más fuerte. Tan singular que puede afectar a un miembro de nuestra familia y no ser conscientes de ello hasta que no es demasiado tarde. Tan singular que se alimenta del silencio, del conformismo, de la mala praxis,…, pero a su vez puede ser tan vulnerable que un mensaje en voz alta puede acabar con ella. Tan singular que su cese o erradicación pasa por hacer partícipes a todos de su importancia, de su magnitud y su “previsibilidad”.

 Podemos afirmar que hemos descubierto un fármaco que puede acabar con ella para siempre y se llama prevención. Pero este medicamento es tan especial que no necesita receta médica, es decir, cualquiera puede adquirirlo e incluso recetarlo a familiares o amigos. Cuanta mayor difusión le demos, más rápido acabaremos con esta epidemia tan singular. No esperes a ser afectado por esta epidemia y ayuda para que sea conocida por todos. ¿O vas a esperar que afecte a CR7 para hablar de ello?

No hay comentarios:

Publicar un comentario