Páginas vistas en total

jueves, 10 de noviembre de 2011

Consejos sobre la Gripe

Después de un tiempo sin publicar ninguna entrada en el blog nos ponemos manos a la obra y, relacionada con la época del año en la que estamos, os hablamos un poco sobre la Gripe.

Como todos sabemos la gripe es una enfermedad que a pesar de que todos en nuestra vida la hemos pasado, no por ello le debemos de reducir la importancia que tiene, ya que son muchas las consecuencias en los infectados cada año, incluso llegando hasta la muerte de los mismos sobre todo por las complicaciones de las enfermedades de base de estos pacientes.

La gripe en una enfermedad contagiosa e infecciosa producida por un virus que muta cada año en una variante, por tanto la vacuna que un año nos administremos no es válida para campañas en años posteriores, como pasa con el resto de las vacunas.

Se caracteriza por tener un comienzo brusco, presentando fiebre, dolores musculares, dolor de cabeza, pérdida de apetito, cansancio y tos. El mejor medio para prevenirla es la vacunación, de la que nos podemos beneficiar desde hace unos 30 años, aunque también existen una serie de medidas higiénicas que podríamos destacar en este sentido para evitar el contagio, como serían las siguientes:

-       Lavarse frecuentemente las manos
-       Taparse la boca y nariz al estornudar
-       Limpiar frecuentemente las superficies de muebles, pomos, teclados y abrir las ventanas para ventilar las estancias cerradas
-       No compartir vasos, cubiertos, etc.. que hayan estado en contacto con saliva u otras secreciones.

Por lo que respecta a la vacuna, debemos de tener en cuenta que ésta se administra cada año en otoño, entre los meses de octubre a noviembre, coincidiendo con las fechas en las que comienzan las primeras infecciones.

Para la vacunación tendríamos que tener muy en cuenta las personas con mayor probabilidad de ser contagiados, por esto en el grupo de riesgo incluiríamos:

-       Mayores de 65 años
-       Niños (mayores de 6 meses) o adultos con enfermedades crónicas (enfermedades cardiovasculares, asma, obesidad, diabetes, insuficiencia renal, anemias, etc.…)
-       Pacientes en tratamiento con quimioterapia
-       Personas que mantengan contacto directo con público (policías, personal sanitario, personal de centros penitenciarios…)


No todos son ventajas, y efectos beneficiosos ya que como cualquier tratamiento médico debemos de señalar una serie de contraindicaciones como son:

-       Personas alérgicas a las proteínas del huevo o al pollo
-       Personas que hayan tenido una reacción moderada o severa tras la administración  de la vacuna en años anteriores
-       En personas con un proceso febril activo
-       En personas con un proceso neurológico en fase aguda


Con todo esto sólo recordar, como todos ya de sobra sabéis, que la mejor manera de conservar la salud es previendo, por eso coger una bufandita y no trasnochéis demasiado.

martes, 11 de octubre de 2011

Guía de práctica clínica para el cuidado de personas que sufren quemaduras

En esta nueva entrada del blog queremos reconocer el gran trabajo que han realizado unos compañeros de profesión del Servicio Andaluz de Salud. Consiste en la publicación de una Guía práctica clínica para el cuidado de pacientes que sufren quemaduras y propone ser una referencia para ofrecer el mejor cuidado posible para este tipo de heridas.

Lo más destacable de este trabajo es la introducción de aspectos vanguardistas, como son la clasificación de evidencias GRADE, taxonomías enfermeras, además de servirse del AGREE como instrumento de evaluación de su calidad meodológica.

Os adjuntamos el documento en cuestión y sólo decir una y otra vez que con trabajos así es como la Enfermería toma su importancia, y que ésta es una de las maneras de seguir avanzando.

http://www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/publicaciones/Listadodeterminado.asp?idp=470

jueves, 8 de septiembre de 2011

¿Y ahora que me pongo...frío o calor?

Cada vez que tenemos un golpe, nos doblamos un tobillo, tenemos un hematoma, nos duele la espalda…siempre nos viene a la cabeza eso de…¿me pongo calor o me pongo frío?….Siempre han sido nuestras madres y/o abuelas las que han tomado cartas en estos asuntos, pero en la mayoría de los casos es contradictorio con lo que nos dicen por ejemplo amigos o compañeros o algún otro familiar….de aquí la gran frase: “De fútbol y de medicina todo el mundo opina”. En este caso concreto ni incluso entre profesionales sanitarios nos ponemos del todo de acuerdo.

Está claro que lo que aquí exponemos no pretende sentar doctrina, sino que como ya todos sabemos nuestro blog pretende eso, que se interactúe, que opinemos todos, y que cada uno de los lectores exponga su propia experiencia, para que esto sea más dinámico.

La gran pregunta es: ¿le pongo calor para que se relaje la zona o mejor le pongo frío para aliviar el dolor de la zona? Lo primero que tenemos que tener claro es para que sirve cada uno de ellos.

El frío terapéutico.

El frío nos ayuda a calmar el dolor por el efecto anestésico y a reducir y/o controlar la inflamación de la zona aplicada.

El frío lo utilizaremos siempre en lesiones agudas dolorosas como por ejemplo: esguinces, golpes, pequeñas roturas musculares, etc.…

El efecto del hielo es sobre todo más importante en las primeras 24-48h, y no lo usaremos pasadas las 72 h, a menos que exista aún componente inflamatorio.

La acción específica del hielo se debe al efecto vasoconstrictor que reduce la llegada de sangre en la zona lesionada, por lo que reduce e incluso detiene el avance del proceso inflamatorio.

Debemos tener claro la aplicación del frío no debe ser directa, cubriendo la bolsa de hielo con una toalla por ejemplo. Las aplicaciones serán de no más de 15 minutos, dejando tiempo para el descanso entre aplicaciones.

En farmacias-ortopedias, podemos encontrar unas bolsas especialmente diseñadas para esto (hot-cold pack), que contienen en su interior un gel que no se congela por lo que se adaptan más fácilmente a la zona  a tratar, por ejemplo articulaciones como rodillas, hombros, etc.…Un pequeño truco es meter en el congelador bolsas de guisantes que también se adaptan a la zona muy fácilmente  y así el frío será aplicado uniformemente.

Calor Terapéutico

El calor, al contrario del frío, será aplicado en dolencias de tipo crónico y en las que el componente inflamatorio no exista o sea mínimo.

El calor lo utilizaremos en lesiones como contracturas o dolores musculares a cualquier nivel y como inicio de tratamiento previo a cualquier ejercicio importante o rehabilitación por ejemplo.

La acción específica del calor se debe al efecto vasodilatador, que aumenta la llegada de sangre en la zona lesionada, por lo que mejora el flujo sanguíneo además de favorecer  la elasticidad y plasticidad de las fibras musculares aumentando  la movilidad muscular y articular.

El calor lo podemos aplicar con mantas eléctricas, con bolsas de agua caliente o bien con los mismos dispositivos que aplicamos el frío (hot-cold pack), ya que estos permiten tanto el congelarlo o el meterlos en el microondas para aplicar calor. Las aplicaciones también en este caso deben ser intermitentes y no mantenidas en el tiempo en exceso.

Se debe tener la misma precaución que con el hielo, por el peligro de sufrir una quemadura, es decir cubriéndolos por ejemplo con una toalla.

Esperemos que estas ideas claras y concisas nos ayuden a tener algo más de información práctica y útil, y que  una lesión no vaya a empeorar por aplicar lo contrario a lo que en realidad estaría indicado.

lunes, 29 de agosto de 2011

ESTUDIO DIFERENCIAL: CICATRIZ HIPERTRÓFICA Y QUELOIDEA. MANEJO TERAPÉUTICO

El proceso de cicatrización de una herida siempre ha estado marcado por el resultado final de la misma que no siempre tiene un final esperado por el paciente, e incluso puede hacer que tenga repercusiones funcionales, cosméticas e incluso psicosociales.

La incidencia con que estos resultados ocurren van a depender de características como las edad, profundidad, localización, tipo de tratamiento, predisposición genética e incluso la raza del individuo afectado.

Aunque son muchas las investigaciones llevadas a cabo, no existen aún hoy tratamientos únicos para obtener un resultado satisfactorio, sino que más bien son complementarios entre sí.


Para acceder al texto completo, os dejamos el enlace a la publicación (páginas 11-17).
¡Saludos!

http://www.colegioenfermeriasevilla.es/Publicaciones/Hygia/Hygia78.pdf

miércoles, 3 de agosto de 2011

¡VIVA LA MEPIVACAINA!

Curioso vídeo demostrativo donde podemos aprender a extraer una pieza dental. Las condiciones higiénicas no son las mejores y la consulta tiene poca privacidad, pero en tiempos de crisis, es una opción nada despreciable. Además, la paciente no expresa  gesto de dolor alguno….
Si le teníais miedo al dentista, después de ver este vídeo soñaréis con él todas las noches.

El contenido de este vídeo
puede herir la sensibilidad de algunas personas


martes, 26 de julio de 2011

RECONOCIENDO NUESTRA PROFESIÓN

       Cuando nos compramos un traje para una boda, no sólo basta con que nos guste, nos quede impecable o nos resalte el color de nuestros ojos. Es casi más importante que le guste a tu pareja, al primo de la novia o que nos digan los invitados lo guapos que estamos.
En distinta medida (dependiendo de cada persona) necesitamos la aprobación o aceptación de la gente que nos rodea para llegar a ser más felices de lo que somos. O para estar más tristes de lo que estamos.
Bajo mi humilde opinión, todo aquel que afirma que no le importa lo que digan o piensen de él, MIENTE. Nos educamos, nos comportamos, nos vestimos, nos peinamos para gustarnos a nosotros mismos en primer lugar y para recibir el reconocimiento del resto posteriormente. Un actor no sería bueno en su trabajo si el resto no viera sus películas, si no le entregaran premios o no le parasen en la calle para recordarles lo bien que lo hace o lo guapo que es. No basta con creerse un buen actor para serlo.
Lo mismo pasaría con el resto de las profesiones, y la enfermería, no iba a ser diferente.
Una profesión tan vocacional como la nuestra, donde existe tanta implicación humana y emocional, necesita el reconocimiento de los demás para seguir viva. No es posible dar continuamente si no se recibe algo a cambio, por insignificante que sea. Un gesto, una mirada, un caricia, un silencio…. son suficientes para volver a llenar esa glándula que poseemos los enfermer@s, la de la generosidad.  
Y como homenaje estival a la enfermería, os dejo un mensaje de reconocimiento del escritor Jose Luis Sampedro, que esperamos os llene de fuerza para afrontar las merecidas vacaciones o la temible vuelta de las mismas. ¡Feliz Verano!

“Hablo – contaba Sampedro- con la experiencia de una muy grave estancia en la cama de un hospital y una permanencia de tres meses, las veinticuatro horas de cada día, como acompañante de una enferma hasta que falleció. Esta última dolorosa experiencia supuso mi constante convivencia con todas las enfermeras, llegando a conocerlas y a verlas en acción como sin duda no las veis los médicos, pues para mí, no eran meras técnicas ni colaboradoras, sino compañía, esperanza, alivio, seguridad y confianza”.
                “Cuando se está aislado en una habitación horas y horas, viendo cambiar la luz en la ventana, el abrirse la puerta ofrecía sorpresas muy distintas. Si era el médico, siempre le acompañaba la incertidumbre inicial: ¿traía buenas o malas noticias? ¿Cómo evolucionaba el caso? Si era la enfermera su aportación era siempre positiva: la hora de la medicina, o de la tensión, o la temperatura, el alimento o la bebida, el comentario animador.... El mero hecho de verla moverse por la habitación era una garantía de seguridad, de amparo. Un suspiro de alivio se nos escapaba a mi enferma y a mí al abrirse aquella puerta”.

“Y es que la enfermera aportaba un gran ramo de valores humanos, de los que ahora tanto se mencionan y tan poco se aplican: ternura, comprensión, compañía para la soledad, sosiego para la inquietud, tranquilidad. Con el tiempo, alguna enfermera pasó a otros servicios.... Pero de pronto abrió nuestra puerta, sin obligación alguna, sólo para preguntar y para demostrarnos el interés directo que habían llegado a tomarse. Y más de una vez, en los pasillos, me manifestaron con emoción ese interés refiriéndose a la persona que yo acompañaba”.
                Para terminar, mi admiración no se limita a esos valores humanos sino además a los profesionales y a la técnica. (...). Mis enfermeras, pues las quiero llamar así, hicieron siempre frente a ese reto con la mayor seguridad y eficacia”.

“En fin, abandoné el hospital tronchado por la inevitable desgracia, pero admirado y lleno de cariño hacia un grupo profesional tan digno y tan lleno de generosa humanidad, que no sólo cumplía con su deber, sino que lo hacía con sentimientos cordiales. Por eso ahora aprovecho la ocasión para sumarme al homenaje y para proclamar la trascendencia de la función desempeñada por las enfermeras y la eficacia con que la realizan”.



lunes, 18 de julio de 2011

ALIMENTACIÓN EN ANTICOAGULADOS

El elevado número de pacientes que toman a diario anticoagulantes y las particularidades de su control nos ha llevado a elaborar esta guía con el objetivo de dar una respuesta clara y sencilla a las preguntas que en nuestra experiencia más frecuentemente nos plantean los pacientes.


El objetivo del tratamiento es la prevención de las trombosis y de las embolias. Un trombo es un coágulo dentro del sistema circulatorio. Se dice que se produce una embolia cuando un fragmento de ese coágulo se desprende y de forma brusca tapona alguna vena o arteria.


Para que la protección sea la adecuada debemos conseguir un tiempo de coagulación determinado, ya que si lo reducimos la protección será insuficiente y si lo alargamos demasiado estará bien protegido de los trombos pero con un riesgo excesivo de sangrar.


El tratamiento con anticoagulantes orales: Acenocumarol (Sintrom) ó Warfarina (Aldocumar), por su acción antivitamínica K se ve influenciado por la riqueza en vitamina K de los alimentos que se ingieren normalmente en una dieta y que en ocasiones puede alterar el efecto que se pretende. Conocer el contenido en vitamina K de los alimentos más usuales y advertirlo a los pacientes sometidos al tratamiento anticoagulante es primordial para obtener el máximo beneficio del mismo.
Los más importante que deben conocer estos pacientes es que deben comer de todo de forma variada y equilibrada. Los únicos alimentos prohibidos son los que se le hayan restringido por otras causas como pueden ser las dietas por tensión alta, colesterol o diabetes. Es importante que vaya ‘rotando’ los alimentos y evite basar la dieta durante días seguidos en un mismo tipo de alimento, especialmente los ricos en vitamina K como coles, brécol, repollo y otros vegetales de hoja verde, castañas, etc. que consumidos de forma preferencial pueden interferir con la medicación. No obstante, tan inadecuado como consumir una excesiva cantidad de este tipo de alimentos es el dejar de tomarlos por completo ya que su dieta sería deficitaria en vitamina K y podría ponerse en situaciones con peligro de hemorragia. En definitiva, comer de todo, de forma variada.


En este cuadro representamos los alimentos con mayor y menor contenido en Vitamina K

VERDURAS FRESCAS

Contenido bajo            Contenido medio                   Contenido alto
Judía verde.                   Espárragos.                             Brócoli.
Zanahoria.                     Aguacates.                              Col de Bruselas.
Coliflor.                        Guisantes.                               Endivias.
Apio.                            Lechuga verde.                        Espinacas.
Maíz.                            Repollo.                                  Col.
Berenjena.                                                                    Lechuga de hoja roja.
Champiñón                                                                  Perejil.
Cebolla.                                                                       Nabos.
Pimiento verde                                                             Berros.
Patata.                                                                         Acelgas.
Calabaza.                                                                    Mostaza en grano.
Tomate.
Pepinillos.
Berenjenas.
Col fermentada.

FRUTAS FRESCAS
Manzana.
Plátano.
Arándano.
Melón.
Uva.
Pomelo.
Limón.
Naranja.

CARNES Y PESCADOS
Buey.
Pollo.
Jamón.
Cerdo.
Pavo.
Ternera.
Atún.
Merluza.
Gambas.
Caballa.

GRASAS Y ACEITES

Contenido bajo                     Contenido medio                   Contenido alto
Aceite de Maíz.                      Margarina.                                Mayonesa.
Aceite de Cacahuete.              Aceite de Oliva.                        Aceite de Soja.
Aceite de Sésamo.
Aceite de Azafrán
Aceite de girasol.

OVO-LACTEOS
Mantequilla.
Queso.
Yogourt.
Huevos.
Cuajada.

BEBIDAS VARIAS
Café.                                                                                         Té verde.
Colas diversas.
Zumo de frutas.
Té negro.
Leche.
Agua mineral.

PASTA Y CEREALES
Arroz.
Spaghettis.
Pan.
Cereales.
Flour.
Oatmeal.
Rosquillas
Avena.

MISCELANEA
Miel. Gelatinas.
Mantequilla de cacahuete.
Azúcar.
Y como Gracias a Dios ninguno de los autores del blog tomamos ningún anticoagulante oral, ¡por favor camarero!, pónganos dos cervezas con dos sardinas a cada uno y tómese usted lo que quiera que esta calor no tiene que ser buena pa la sangre ni para nada.

miércoles, 13 de julio de 2011

RECOMENDACIONES PARA EL CUIDADO DE YESOS Y VENDAJES


1.       Si tiene el brazo afectado, mantenga la mano elevada por encima del codo y evite usar anillos, pulseras o relojes.
2.       Si la afectación está en la pierna, no apoyar en el suelo para caminar o estar de pie; ayúdese de las muletas. Si le comunican que puede apoyar, espere como mínimo 48 horas hasta que el yeso esté completamente seco y utilice el zapato de marcha que se le entregará.
3.       Mantenga el miembro afectado en posición elevada cuando esté sentado o acostado.
4.       Mueva los dedos que queden libres y las articulaciones no incluidas en la inmovilización.
5.       No introduzca objetos punzantes para rascarse, ya que existe un riesgo elevado que se produzcan lesiones en la piel.
6.       No moje los yesos y vendajes. Para mantenerlos secos, puede utilizar una bolsa de plástico mientras se ducha.
7.       No recorte ni se retire el yeso por sí mismo. En caso de molestias, acuda al centro sanitario más próximo.
8.       Consulte con el personal sanitario si nota hinchazón o edema, frialdad o cambio de color de la piel.


Vendaje algodonado previo a la colocación
 de férula de yeso o vendaje compresivo

Férulas termoplásticas, una realidad sólo al alcance de algunos (esperemos que por poco tiempo)


viernes, 1 de julio de 2011

UN PINCHAZO ACCIDENTAL...

Quien no ha sufrido a lo largo de su carrera profesional la desagradable experiencia de tener un pinchazo accidental con algún objeto punzante, del tipo que sea.
Releerse la historia clínica del paciente cientos de veces en busca de una enfermedad mutagénica que sólo pueda curarse bebiendo agua de una botella que se encuentra en el fondo de una fosa abisal.
Realizarse cientos de analíticas seriadas y esperar los resultados cuál padre primerizo a las puertas del paritorio.
Y finalmente, comprobar que gracias a Dios (o a quien hayamos confiado nuestra suerte) todo ha quedado en un susto.
Nuestra profesión tiene sus riesgos, y debemos tomar conciencia de usar todos aquellos recursos de los que disponemos para hacer nuestro trabajo más seguro, tanto para nosotros como para los pacientes. Los equipos de protección individual, las medidas de asepsia  y porqué no, la excelencia en la práctica, nos permitirán dar unos cuidados de calidad.
Y para muestra este vídeo, que esperamos os provoque alguna que otra carcajada.

lunes, 27 de junio de 2011

COMO RETIRAR UN ANZUELO

De nuevo esta semana incluimos en el blog uno de esos trucos que la abuela nos enseñó, y es que hay que ver de cuantos apuros nos sacan cada día. En esta ocasión explicaremos cómo debemos quitar un anzuelo de pescar.

De todos es sabido, que debido a la punta final del anzuelo en forma de arpón el intentar retirar uno de estos puede desencadenar que hagamos incluso más daño que el originado tras la inserción accidental. La opción más fácil, cómoda y sobre todo menos traumática es la siguiente:

Debemos seguir empujando el anzuelo en la misma dirección en la que entró, de esta manera una vez que salga la punta por la parte opuesta  de la piel cortaremos ésta  y así tendremos  un semicírculo sin arpón y podremos retirarlo sin que sea doloroso y sobre todo dañe ningún tejido.

Añadimos un dibujo algo más explícito para entender el caso.



Y de nuevo que más decir que gracias abuelita…..por enseñarme como salir de tantos apuros.

martes, 21 de junio de 2011

QUÉ DEBES SABER SOBRE PROTECCIÓN SOLAR

El bronceado es una reacción natural de la piel como defensa a las radiaciones. Este mecanismo es insuficiente para prevenir los efectos perjudiciales que el sol puede causar en la piel y en la salud -como quemaduras, envejecimiento cutáneo, cáncer de piel, fotosensibilización y alergias-, debiéndose recurrir a protecciones artificiales: ropa, sombrillas, gafas y fotoprotectores solares.

Un fotoprotector es un producto que, aplicado sobre la piel, filtra la radiación, a la vez que hidrata y nutre, para así protegernos de los efectos perjudiciales de éstas. La capacidad de un fotoprotector de filtrar las radiaciones UV se mide por el factor de protección (FPS), que siempre debe estar indicado en el envase.

En la composición de un fotoprotector podemos distinguir filtros químicos, físicos y biológicos.

-       Los físicos actúan sin dejar que las radiaciones ultravioleta los atraviesen.
-       Los químicos absorben las radiaciones y las transforman en no perjudiciales.
-        Por último, los biológicos son antioxidantes, que actúan evitando la formación de radicales libres, aumentando así las defensas de la piel.

Un producto se considera "waterresistant" si después de dos baños de 20 minutos,
queda al menos un 70% del valor del factor de protección calculado sobre piel seca y
"waterproof", si resiste cuatro baños de 20 minutos.

El fototipo viene dado por las características físicas de la persona, que son las que determinarán su capacidad de broncearse.



El índice UV y elFPS se relacionan en función de la sensibilidad de cada persona (fototipo).

Aquí os dejamos una tabla que nos orienta sobre qué factor de protección es el más adecuado según el fototipo y el UVI. Es orientativo ya que existen diversos colectivos de riesgo que siempre deben evitar o limitar la exposición solar o emplear fotoprotectores de protección extrema o pantalla total, que filtran casi toda la radiación ultravioleta.


Y como una imagen vale más que mil palabras, podemos calcular el tiempo de seguridad de protección solar para cada persona, sólo nos llevará un minuto saber cuánto tiempo nos queda para poder ir al chiringuito a hidratarnos de nuevo. La web es:
http://www.sundicator.net/es/


lunes, 13 de junio de 2011

CUIDADO CON EL SOL


Ya ha llegado el buen tiempo, el cambio de armario, las terrazas llenas de guiris con las sandalias y los calcetines blancos, las playas llenas de neveras con tinto de verano fresquito y las prisas por pasarnos la silk-epil.
Los beneficios del sol y de la luz son múltiples, pero hemos de tomar conciencia de los inconvenientes de disfrutar del sol en exceso, ya que puede acarrearnos graves problemas de salud.
A continuación, os enumeramos algunos consejos que debemos tener en cuenta a partir de ahora que empieza la temporada de verano y con ella, el calor.

·         Tome agua, zumos y bebidas frescas aunque no tenga sed, un vaso (200ml) cada 2 horas.

·         No tome bebidas con alcohol.

·         Coma frutas y legumbres verdes, evite las comidas calientes y pesadas.

·         Permanezca en los lugares más frescos de la casa.

·         Cierre las ventanas y cortinas de las fachadas expuestas al sol, ábralas de noche para que corra el aire.

·         Tome baños y duchas o utilice toallas húmedas sobre la piel para refrescarse.

·         Ofrezca agua a los niños con frecuencia y siempre que se despierten durante la noche. Prepare los biberones en el momento de darlos.

·         Use el aire acondicionado, o en su defecto, ventiladores.

·         Si no tiene aire acondicionado, procure ir a lugares públicos con refrigeración.

·         Evite salir en horas de calor extremas, desde el mediodía hasta el atardecer
·         (12 – 19h). Si tiene que hacerlo, protéjase la cabeza con una gorra o sombrilla, camine por la sombra, use ropa holgadas y de colores claros y lleve una botella de agua.

·         No se quede, ni deje a nadie en el coche con las ventanas cerradas.

·         Evite las actividades deportivas y disminuya la actividad física en las horas más calurosas.

Además, os adjuntamos un enlace de la AECC (Asociación Española contra el Cáncer), en el que nos dan algunos consejos para prevenir el temido, y cada vez más frecuente, cáncer de piel.

 https://www.aecc.es/TeAyudamos/informaryconcienciar/Programas/Solidaridadenlaempresa/Paginas/Solidaridadenlaempresajunio2011.aspx

lunes, 6 de junio de 2011

LOS CONSEJOS DE LA ABUELA (3)


Por todos es conocida la terrible fama que acompaña al enfermero en relación al uso y disfrute de la aguja, ya sea para la extracción sanguínea o la administración de fármacos entre otras. Concretamente, la inyección de muchos de estos fármacos por vía intramuscular es vivida como una experiencia traumática por muchos de nosotros, ya sea por miedo a la aguja o por las excesivas molestias que produce el “líquido” en cuestión.

Nuestra preocupación por evitar el dolor cuando atendemos a los enfermos (aplicación de anestésicos, retirada de apósitos en heridas crónicas, etc.) aún no ha sido tenida en cuenta por las grandes industrias farmacológicas. ¿Para cuándo unos fármacos que no duelan al ser inyectados? ¿Por qué cambiar el dolor de muelas por el dolor de glúteos?

La Metilprednisolona (Urbason®) ocupa uno de los primeros puestos en este ranking.

Pero la abuela, de nuevo, me enseño un truco para evitar que el dichoso Urbason® no provoque una cojera casi permanente, sin riesgos de ningún tipo ni interacciones farmacológicas.
Cuando vayáis a mezclar la solución de Metilprednisolona (la ampolla con el polvillo blanco), usa como disolvente una ampolla de Diclofenaco y ya verás el resultado… tú seguramente no notarás nada……hasta que el paciente se gire y te abrace cariñosamente.

Yo conozco ya a dos matrimonios que han surgido de la sala de curas…


miércoles, 1 de junio de 2011

Material básico en un botiquin

Cuántas veces hemos salido de excursión a la montaña para unos días de puente, o incluso viajado a algún país y nos vemos en la tesitura de…¿qué meto en el botiquín?, algunas personas llevan en el botiquín tantas cosas como puedan tener en el ambulatorio de la sierra donde van, cosas que saben usar porque un amigo o un primo le han dicho llévate estas pastillas por si, y estas para….

Debemos ante todo ser coherentes, la finalidad de un botiquín de viaje es ni más ni menos que asistir en los "primeros auxilios" y evitar que heridas o síntomas leves pasen a mayores, por lo menos hasta que podamos ser asistidos correctamente por personal capacitado.

En ningún botiquín básico de viaje debería faltar:

ü  Agua Oxigenada
ü  Povidona yodada
ü  Gasas esterilizadas
ü  Esparadrapos
ü  Tijeras
ü  Termómetro
ü  Apósitos protectores
ü  Gasas vaselinadas para quemaduras
ü  Puntos de aproximación (esparadrapo)
ü  Crema, gel o pomada antiimflamatoria
ü  Pomada con base de amoniaco, para picaduras, etc…
ü  Pomada antiséptica y cicatrizante para quemaduras
ü  Vendas elásticas
ü  Antiinflamatorios, quizás éste es el apartado más comprometido, ya que debemos tener la precaución de no auto medicarnos; lógicamente, la intención no es jugar a los médicos, sino atender una “urgencia”, es decir, una cefalea, una contusión, una pequeña herida, etcétera y sólo debemos llevar o incluso mejor dicho tomar, aquello que alguna vez hemos tomado.

Como hemos indicado anteriormente, el fin no es el llevar cosas que ni siquiera está uno preparado para ello, sino que se debe pedir ayuda a personal médico cualificado en cuanto esto sea posible.